Escuela de Padres - Psicóloga


Hola. Soy Luisa del Aguila.

Soy psicóloga; entrenadora de padres y docentes en Disciplina Positiva; terapeuta familiar; profesora de kundalini yoga; arteterapeuta; apasionada de las neurociencias, la educación consciente y la evolución personal. Pero ante todo, soy madre. Y es precisamente ese título el que me trae aquí.

 

La educación y la crianza que recibimos en casa marcan profundamente nuestra forma de ser. Como padres queremos dar lo mejor a nuestros hijos, ser siempre cariñosos con ellos pero no siempre lo logramos. Posiblemente a diario tenemos dudas sobre nuestra manera de hacer, o nos sentimos culpables por algo que hemos hecho o dicho. Y es que nadie nos ha enseñado cómo se educa a un hijo y repetimos (la mayoría de las veces, sin querer), los patrones de nuestros padres. Y no siempre funcionan.

 

Mi experiencia personal y profesional me ha mostrado que la crianza respetuosa es la base para el buen desarrollo de la persona. Que si establecemos como pilares de la educación el respeto, la firmeza y la amabilidad, el niño podrá ir desplegando toda su potencialidad en un clima amoroso y seguro. Mostrando respeto hacia el niño y también hacia nosotros mismos; utilizando la firmeza bien entendida, la que aclara y da seguridad y confianza. Tratando amablemente a quienes más queremos. Es eso posible? os preguntaréis. Es posible poner límites de manera respetuosa? conectar con nuestros hijos y entenderles? ayudarles a superar conflictos? conseguir su colaboración sin desgastarnos en repeticiones inútiles? encontrar alternativas eficaces al castigo? reemplazar los gritos por la presencia amorosa?

 

Si, todo esto es posible. Las habilidades para educar como soñamos se pueden aprender. Requiere un cierto esfuerzo dejar de hacer lo que hemos hecho siempre para probar otras cosas, por eso este taller está diseñado como un laboratorio donde probaremos y experimentaremos diferentes situaciones y ensayaremos nuevas maneras de relacionarnos que traerán más armonía a nuestro entorno familiar.

 

 

Así que si te gustaría tener herramientas y habilidades para modelar lo que quieres ver en tus hijos, ven a conocer la Disciplina Positiva. Estableceremos nuestro punto de partida, compartiremos experiencias y aprenderemos a conectar con nosotros mismos, y desde ahí, con nuestros hijos. A darles el respeto y la comprensión que queremos para nosotros mismos. Porque está demostrado que los niños se portan mejor cuando se les trata bien. Como nosotros. O no?